Ahora le toca revisión a… Printoo

Pues ahora este artículo va dedicado al fundador del servicio Printoo José Miguel Sainz del cual hablé anteriormente y pues quien parece comete en sus comentarios el mismo error crítico que dice que yo hago en generalizar, la neta no desperdiciaría tanto tiempo en estarle respondiendo a alguien porque ni me va ni me viene lo que haga con sus centavos, pero cuando uno anda en otros lados viendo lo que se hace por acá y ve lo que se está emprendiendo en Monterrey (una ciudad de por sí llena de ego y egoísmo) pues da cosa que se pierda el tiempo y energías emprendedoras en cosas no muy trascendentes…

Aclaro algo… no te critiqué en mi artículo original ni nunca como persona, sino a tu proyecto por cuestión financiera y como lo estás manejando. Necesitas manejar más pensamiento lateral para no irte a encajonar con lo que vas, creo que si cambias a algo donde tengas exclusividad frente a tu competencia, si tienes una seria posibilidad de mantenerte por encima de la línea roja de las finanzas.

Espero que estas horas que le invertí a darte todos mis puntos de vista realmente te sirvan para hacer que Printoo sea un negocio y no un simple changarro, puedo sonar duro y cruel con los comentarios pero lamentablemente soy regio de los que te dicen las cosas como son.

Por cierto no uso “netas regias” como “verdad absoluta”, sino como simplemente decir las cosas “netas”, como son pues… Dices que me faltó investigación y no averigüé tu edad pero hablaba en general, no me importa tanto quien seas como para ponerme hasta checar tus detalles personales, de entrada te digo que el mundo no gira en torno a tu alrededor mi estimado, y dices que soy el del ego.. en fin prosigamos.

El caso es que no voy a ponerme a rebatirle todas sus suposiciones de lo que soy un consultor, que si la prensa, etc, etc, etc, etc pues no soy un consultor, soy alguien que vive de su ingenio y haber aprendido de los errores de su pasado (comercial y personalmente hablando), simplemente hablar del negocio como tal y porque digo que su enfoque no es el correcto y no será negocio a un plazo mayor. Si notan términos raros es porque he decidido no usar inglés porque al señor le molesta que se pongan cosas en inglés. Así que bueno, vamos a no usar ese lenguaje maldito. =)

Primero que nada veamos los errores como fundador de algo. La cultura del valle del silicio (les dije que sonaría raro) es la de emprende, emprende, emprende aunque fracases, fracases, fracases aún y cuando sea a un costo muy alto con la vida misma como en el caso de Ecomom, enlace para referencia: http://www.businessinsider.com/jody-sherman-ecomom-2013-4

Algunas de las afirmaciones que JM hace en sus respuestas y el artículo que me proporcionó son las siguientes y me causan conflicto de leerlas, primero dice esto en su artículo: “probaremos suerte en acercarnos a EUA –iremos a Las Vegas a Collision Conference– tenemos la ilusión de conseguir capital de riesgo –lejos de lo que puedan decir los fondos de inversión en México, aquí el verdadero capital de riesgo no existe o está en etapa muy temprana–. Conseguir capital es un dolor de cabeza pero estamos dispuesto a vivirlo para lograr llevar a Printoo donde queremos que esté.”

En este artículo voy a jugar al papel del inversionista que el señor Sainz dice que anda buscando. Demuestra mucho optimismo claro que sí, sobretodo en el aspecto de pensar que los inversionistas gringos avientan dinero a lo loco y a cualquier idea que les pasen por enfrente. Si algo tienen los inversionistas gringos es que hacen mucha “investigación previa” (se abrevia DD en inglés pero al señor no les gusta que se use este idioma) y sobran casos de emprendimiento similares que han fracasado, tales como Hippopost (http://techcrunch.com/2008/06/16/hippopost-lets-you-send-free-postcards-from-facebook/) los cuales les sentarían un precedente enorme para de entrada saber como acabará el cuento y darle la vuelta.

Analicemos el negocio antes de ver los puntos en cuestión: la idea se basa en bajar un app e instalarla en un teléfono de sistema operativo iOS (Apple pues) para de ahí seleccionar las fotos que queremos recibir en nuestro domicilio impresas con una publicidad que ellos dicen que es “fácilmente desprendible”, ¿qué paga el costo de operación del negocio? pues esa publicidad desechable. Para evitar abusos del esquema y que la empresa quiebre antes de tiempo, se limita a que las personas pidan sólo 10 fotografías por mes para no quemar el presupuesto de impresión en una sola persona, sino tratar de llegar a más.

Veamos los puntos en contra del esquema de negocio y luego vemos como sobreponernos a esas limitantes de ser posible.

De entrada el app está sólo disponible en plataforma iOS (eso deduzco de su página printoo.me) por cual sólo puede llegar al 36.4% de los dispositivos móviles en México (número del 2014 que proporciona Latin Post http://www.latinpost.com/articles/7683/20140221/ios-vs-android-windows-phone-market-share-latin-america-mexico-salvador.htm) vamos a ser optimistas y digamos que puede llegar a 4 de 10 dispositivos.

A favor de esta estrategia yo diría que pues lo bueno es que está enfocado en iOS y un mercado de mayor poder adquisitivo lo cual puede ser benéfico para atraer anunciantes, vamos a suponer que por el enfoque de mercado y siendo súper optimistas llega a 5 de cada 10 dispositivos.

La publicidad como medio de sostén de algún negocio está tendiendo a dejar de ser tan buen negocio principalmente en segmentos de mayor poder adquisitivo que fácilmente pueden adquirir algo si no quieren tener que lidiar con la publicidad que sostiene al producto o servicio, ¿cuáles son los ejemplos de casos donde la gente está dispuesta a pagar por no tener que ver publicidad? De entrada las mismas apps iOS que se descargan gratis y si deseas no tener publicidad en la pantalla, pagas desde un dólar y listo. Los mismos desarrolladores de estas apps saben que les es más rentable recibir un ingreso de unos dólares (con todo y la tajada que se lleva Apple) que estar mendigando centavos de clicks o vistas a una publicidad, la única manera de que sea rentable el tener un ingreso por publicidad es porque es de millones de visitas, el tradicional juego de números. Tenemos casos como Netflix donde el consumidor prefiere pagar $10 dlls que ver algo gratis a cambio de publicidad.

Esto de que la publicidad va en declive para sostener un negocio no sólo lo digo yo, ya desde 2012 The Wire lo reportaba de como le estaba pasando a Google (que opera únicamente en internet eso sí, pero también sus costos son menores a los tuyos al escalar el negocio) http://www.thewire.com/technology/2012/07/decline-google-and-internets-ad-business/54835/ Google ya vio esto y se puso a cancelar muchos productos y servicios gratuitos y ponerles precio, recuerdas que más o menos por esas fechas se pusieron a cobrar por Google Apps y eso? pues ya sabes por qué…

Suena a que me estoy “disparando en el pie” al criticar el modelo de negocio basado en la publicidad diciendo que va en declive, siendo que en mi día a día el dinero de mis chicles también sale del “AM” o mercadotecnia de afiliados, pero realmente mi publicidad me ha funcionado porque entendí lo anterior que te acabo de decir: sólo promuevo productos que van al sector adquisitivo bajo, donde lo que yo les vendo les da una “oportunidad” que de otra manera no tendrían como pagar, principalmente en el mercado gringo, ¿qué productos son estos? simple, ebooks de como bajar de peso, como ganar dinero extra en internet y como mejorar tus relaciones de pareja. Adicionalmente les doy un descuento de x% si recomiendan el producto a 2 o 3 amigos, con eso bajo mis costos de promoción enormemente.

¿Por qué vendo estos productos? Pues para satisfacer una necesidad de mercado porque las personas que buscan esta información cuentan con unos $10 a $25 dlls para gastar en esto pero no tienen los cientos o miles de dólares que les costaría ir a un nutriólogo, estudiar una profesión nueva o pagar un psicólogo. Nada que hago es éticamente reprobable, simplemente vendo lo que el mercado busca, al igual que todos esos libros de “ayuda y superación personal” que son un exitazo en México, la diferencia es que lo hago mediante medios electrónicos puesto que no tengo que mantener inventarios y los inventarios te destrozan enormemente un negocio. Eso lo aprendí en el 2000 a mis 25 años cuando puse una distribuidora de artículos electrónicos especializados por rumbos de la colonia tecnológico allá en Monterrey y quemé casi $300 mil pesos de mi propio capital por estúpidamente competir por precio en lugar de competir por servicio y calidad aunque fuera más caro el producto. Esos casi $300 mil pesos tirados al hoyo en menos de 10 meses me dieron mejor lección de negocios que cualquier titulito de MBA me hubiera dado… Si algo aprendí también es no tener inventario o sólo el mínimo si es absolutamente necesario. Sobretodo si es un inventario especializado.

¿Dónde aprendí también que la publicidad como medio de sostener o al menos subsidiar algo no es muy buen negocio en el momento que se dispara la escala? de la misma experiencia propia, allá por el 2001-2002 en tiempos del Gobernador Fernando Elizondo (sí, el que ahora es candidato por un partidito x), estuve en un equipo con un “señor super conectado en el gobierno” (según él) donde surgió una maravillosa idea ante el hecho de que los transportistas se quejaban de que los choferes les robaban dinero del efectivo: vender en oxxos y 7-11 boletos para el transporte los cuales se podrían usar en todas las rutas de la localidad y así evitar el robo de efectivo por parte de los choferes. El negocio maravilla de la empresa era que los boletos costarían menos que pagar el transporte en efectivo y nuestra tajada sería que colocaríamos publicidad impresa en los boletos por la cual tendríamos ingresos.

Al tener millones de boletos impresos por mes y ganar en teoría unos $0.10 por boleto ya nos sentíamos millonarios y una gran historia de éxito, claro que al agarrar un excel y calculadora (algo que espero hayas hecho antes de presumir que tienes X mil usuarios) nos dimos cuenta que los costos de adquisición de anunciantes y sobretodo de distribuir los boletos eran apabullantes para esa cifra de demanda: (sí, dije que sonaría raro en español conste…)

De seguro ya tú mismo estás empezando a notar esto al enfrentarte a la necesidad de vender y vender anuncios para sostener el ritmo del trenecito que empezaste, mencionas en tu artículo que tienes 10 mil usuarios que te han hecho imprimir 100 mil fotos, es decir todos pidieron sus 10 fotos. Si ahorita tuviste publicidad de los anunciantes que mencionas en tu portal como Uber y Envía Flores, etc, etc lo más importante no es conseguir que se anuncien contigo, sino sobretodo, que sean consumidores frecuentes de publicidad o se te seca la minita de oro. Si crees que tu negocio es imprimir fotos y hacer feliz a tu usuario que las ordenó creo que estás autoengañándote: A quien debes hacer feliz es a tus anunciantes, el producto en sí son tus usuarios que ordenan fotos, tu tienes que hacer feliz a tu anunciante con lo que le darás: RESULTADOS

Si al anunciante no le das RESULTADOS, se te va a ir en menos de lo que canta un gallo como decimos en México, y sabes que es lo peor? que la gente en México no le gusta decirte respuestas concretas para rechazarte, no te van a decir: “no queremos anunciarnos más contigo”, te van a decir cosas como “estamos revisando”, “el gerente de marca está evaluando”, “no nos han pasado el presupuesto”, etc, etc, etc. Un sin fin de excusas que van a incrementar tu costo de adquisición de anunciantes muy fuerte porque

  • A) estarás perdiendo tiempo en visitar a gente que no te comprará nada cuando lo podrías usar en tratar con gente que quizás si te compraría algo y
  • B) estarás gastando recursos como combustible, etc en visitarlos porque México no deja de ser un país muy tradicionalista y no te van a soltar dinero sin verte en persona…

Y ok perfecto, ya tienes 10 mil usuarios con sus 100 mil fotos, pero el mes próximo van a regresar quizás esos 10 mil y espántate si cada uno de ellos trae a otro amigo a bordo, porque entonces vas a tener 20 mil usuarios que quizás te hagan imprimir 200 mil fotos… aquí es donde viene el problema que debiste haber validado en Excel con una simple formulita de n-factorial no muy compleja: ¿qué va a pasar si empieza a crecer super rápido al grado que tu gasto de impresión se incrementa exponencialmente y tu ingreso de publicidad lo hace aritméticamente? ¿Vas a empezar a destruir el negocio como una máquina sobrerevolucionada que no aguanta la presión sobre sus baleros?

¿Por qué tienes ese riesgo? Porque vamos a suponer que tuviste ese crecimiento exponencial y tienes luego de unos meses 100 mil usuarios que te pueden hacer imprimir un millón de fotos, vas a tener que enfrentarte a los siguientes retos:

  • A) Conseguir anunciantes para llenar un millón de espacios promocionales
  • B) Manejar la logística de sacar 100 mil pedidos, es decir, imprimir las fotos, enviarlas, darle soporte al app, etc y sin cometer errores como enviar las fotos incorrectas al usuario, etc
  • C) Si no consigues suficientes anunciantes para llenar el millón de espacios promocionales tienes la opción de comoquiera imprimir su publicidad en cientos de miles de espacios que se irían vacíos aunque no ganes (porque no la vas a enviar en blanco, de hecho ese es el negocio de priceline por ejemplo: una aerolínea tiene que efectuar el vuelo y preferible liquidar un asiento en 20 dlls que volarlo vacío), el problema es que al no tener ingreso para llenar ese hueco, comoquiera te está generando costo y lo poco que hubieras ganado en días o semanas anteriores se está yendo por la borda y capaz que hasta tengas que vender algo si quieres cumplir con los compromisos
  • D) Al no llenar los espacios de publicidad vacíos quizás quieras entonces bajar el precio… pero ahí ya valiste porque el anunciante previo se dará cuenta que “andas ahorcado” y te van a hacer “manita de puerco” para conseguir lo que ellos quieren: publicidad a más bajo costo.
  • E) La mayoría de las veces aceptas porque ya te anda llegando el agua al cuello y más vale algo que nada.

Claro que siempre estará la opción de no imprimir nada hasta que haya dinero, suponiendo que tengas capital de los ingresos suficiente para imprimir 10 mil pedidos pues mandas esos pero… ¿y los otros 90 mil? ¿vas a sobrevivir a las masas que se la pasen diciendo que “Printoo es un mugrero”, “Printoo no cumple”, “no me llegó nada de Printoo”, etc, etc, tu mismito en tu comentario lo acabas de decir: “ningún noticiero basa sus ratings en dar buenas noticias” de manera que todo tu rating va a estar horrorosamente destruido por los comentarios en todos lados y tarde que temprano tus anunciantes potenciales van a leerlos y se lo van a preguntar: “¿será buena opción anunciarnos en Printoo?”, “¿es buena imagen para nuestra marca aparecer en medios donde toda la gente se queja?” y ahí empieza la espiral de la muerte…

Otra cosa que si has trabajado en un departamento de mercadotecnia espero que te haya sido obvia: las métricas de desempeño. ¿Qué medios le estás ofreciendo a tu anunciante para que valore los resultados de su inversión publicitaria contigo? Le estás entregando un desglose de edades, géneros, códigos postales y demás a donde llegó su publicidad?, ¿le estás dando herramientas para comprobar que si lo están viendo? Si sí, pues felicidades porque hiciste bien tu tarea como mercadólogo, si no… ups… definitivamente no te sirvió el Tec como tu mismo lo dices.

En un mundo donde los encargados de publicidad cuentan con ene mil herramientas para tener métricas y calcular retornos de inversión, ver efectos de tal o cual campaña en línea, en cuestión de minutos como vas a competir con ellos? Espero tengas esto visto. Si no lo has pensado, ahí te va un ajuste que puedes hacer rápido ya que de todas formas tu publicidad es “desechable” según comentas en la propuesta de negocio: incluye cupones o algo atractivo para que la gente vaya y lo cambie, de esta manera mínimo les estás recordando a tus anunciantes que si funcionas, no tan rápido como algunos otros medios pero que sí funcionas. Quizás recuerdes en las guías y publicaciones impresas que dicen: “dígale a nuestros anunciantes que los vio en nuestro medio”, pues se hace por eso, porque necesitas demostrarle tu valor al anunciante. Seamos honestos: El anunciante no te paga por hacer sonreír a la persona con sus fotos, te paga porque le des resultados.

Si no me crees que es muy factible el que tu demanda de gasto se incremente más rápido que tu demanda de ingreso, quizás deba de referirte al caso de una startup allá por el 2000 llamada AllAdvantage la cual fue empezada por una persona llamada Jim Jorgensen, fue la primera empresa del tipo “pagamos por navegar” y su innovación era que instalabas una pieza de software que mostraba anuncios mientras navegabas en Internet pagándote 10 centavos de dólar por hora que navegaras con la barra arriba de tu navegador, 5 centavos de dólar por cada hora que navegaran tus referidos y 1 centavo de dólar por cada hora que navegaran los referidos de tus referidos. Al principio fue un exitazo: los 30 mil registros iniciales de usuarios en Marzo de 1999 se convirtieron en 2 millones de usuarios para febrero del 2000. De pronto los 135 millones de dólares de inversión inicial que aportó SoftBank Capital Partners se quedaron muy cortos pues toda una fuerza de ventas de cientos de empleados estaba logrando obtener ventas por $10 millones de dlls por trimestre lo cual suena a mucho hasta que te pones a ver que su gasto era de $40 millones de dlls por mes, es decir 12 veces más de lo que ingresaban.

Trataron de salir a bolsa, cambiar a un modelo de sorteos de dinero en lugar de pago directo (la promesa inicial), etc, etc sin embargo esto hizo que de 2 millones de usuarios cayeran a 547 mil en menos de 6 meses y para Febrero del 2001 se acabó el negocio y acabaron cerrando, algún analista de negocios en su tiempo hizo un comentario como “nunca ni siquiera una beneficencia había repartido tanto dinero a tantas personas en tan poco tiempo”.

¿Qué afectó a All Advantage? Lo mismo que te puede afectar a tí: usuarios mal intencionados y hasta errores legales (en breve lo explico), así como había miles de hackers chinos que hacían software para simular que navegabas cuando no era cierto, también había otro montón que hacía bots para crear cuentas falsas y navegar con ellas, de manera que un hacker podría tener miles de referidos y llevarse un chequesote sin mucho esfuerzo:alladvantage_check-3

Esto lo experimenté yo cuando de entre los 300 referidos que yo tenía, alguien en el nivel 3 de los 5 que había de seguro fue un hacker y en cuestión de una semana mi linea de referidos de 320 se fué a como 5,700! fue genial para mí no lo niego porque mis habituales cheques de $120 dlls ahora llegaban de $3,200 dlls, no había Paypal para pagos pero no era problema, soy residente americano y cobraba sus cheques tranquilamente en el Bank of America, fue lindo mientras duró lo admito eso sí. Me inspiró a meterme de lleno más en lo que hago hoy pero dudo que la meta de Jim Jorgensen haya sido tan poética como la tuya de “inspirar a los demás”, su meta era ser un negocio rentable y fracasó quemando su nombre y lana para siempre. Aquí está el caso descrito y en las conclusiones viene el punto 2 que en tu situación, yo si le haría mucho caso: http://www.ecommerce-digest.com/early-dot-com-failure-case-studies.html

Imagínate entonces que soy un chavito o chavita de prepa o secundaria con mucho tiempo libre y sin dinero pero queremos nuestras fotitos (nada raro) así que te quiero bajar chingos de fotos gratis nomás porque me parecen padres, pues me hago varias cuentas de Facebook falsas o que se yo y me mando fotos a varias direcciones (supongo que estás revisando a donde las mandas verdad?) ya sea mías o de mis amigas, te podemos estar bajando 100 a 200 fotos por mes, les arrancamos la publicidad y listo! ya tenemos nuestro álbum de fotos para decorar nuestras libretas, mochilas, cuarto, etc. O vas a discriminar de no enviar fotos a domicilios con Códigos Postales proletarios? Obivamente no… así que unas chavitas quinceañeras de San Nicolás, Escobedo o Guadalupe que en su pinche vida van a usar Uber, Enviar flores o comprar zapatos de Steve Madden te están haciendo quemar dinero y no le están dando resultados a tus anunciantes que no ven como mejoran sus ventas por anunciarse contigo y se te van, tumbándote el equilibrio del punto 2.

El segundo punto es la parte legal, en nuestro país el IFAI anda salvaje en estas fechas porque EPN le urge dinero para casitas blancas, de manera que donde vean que pueden bajarte lana lo van a hacer, sobretodo si tienes información personal de tus usuarios. En tu caso no hay de otra y tienes que tener esta información para hacerles llegar los envíos de sus fotos. Sin embargo no veo por ningún lado en tu sitio que estés poniendo información sobre como cumples con la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Manos de Privados, de manera que basta con que alguien que te quiera fregar simplemente le eche un grito al IFAI acusándote que desde que usó tu APP y pidió fotos le empezaron a llegar montones de publicidades que no pidió y no te la acabas… se te irían de miles de pesos en abogados y multas que no tienes porqué gastar en ello, y… si nuestra autoridad te inventa una multa de exceso de velocidad en zona escolar sin pruebas… ¿que los detiene de fregarte con ello y hacer de tí un ejemplo para los demás de que “en el IFAI si hacemos nuestra chamba para protegerte oh débil mexicano!!”?  Si no me crees que lo hacen, pregúntale a Farmacias San Pablo cuyo delito fue no decirle a las personas que haría con sus datos ya que en la receta pedía el nombre y dirección del paciente, suena absurdo pero les costó 2 millones de pesos: http://www.eluniversal.com.mx/notas/887512.html cuidado como bien sabes nuestras autoridades tienen más experiencia cerrando negocios que promoviéndolos.

Ahora bien, me podrás decir que para evitar los problemas de la publicidad “por eso vamos a evolucionar a un modelo freemium” donde el usuario pague por las fotos pero ahí ya te estás metiendo en otro juego totalmente distinto… tienes primero que nada que cambiar tu infraestructura tecnológica para aceptar pagos en línea porque tus costos operativos de “pague al recibir” o “pague con depósito” serán más altos, segundo tienes que estar listo con una facturación electrónica masiva en caso de necesitarla, mejorar el servicio de envío porque el servicio postal mexicano apesta y si un cliente que recibe gratis sus fotos con publicidad se molesta, no quiero imaginarme lo encabronado que va a estar un wey que sí te pague por algo y no reciba sus fotos a tiempo o peor aún… alguna vez en su vida.

Según tu página tu premisa de negocio es que te parece muy complicado o engorroso el ir a dejar fotos para que te las impriman y por eso planeas meterte en el negocio de pago por fotos pero tienes otra bronca que es la competencia existente: ya hay excelentes y muy cómodos servicios de impresión de fotos como Benavides, Costco, Walmart, Soriana, etc que llegan a una tremenda cantidad de población en México y sin costos de envío, simplemente las mandas a imprimir, seleccionas la sucursal que más te convenga y pasas por ella el día que te dicen o te esperas a cuando tengas una vuelta al súper para recogerlas.

Muchos tienen la opción de que pagues porque te envíen las fotos a tu domicilio pero te garantizo que menos del 1% de los que imprimen fotos la utilizan (sorpresa! por eso viste a tanta gente en la tienda recogiendo fotos en tu limitado análisis de mercadotecnia), simplemente es más conveniente pasar por ellas en la próxima vuelta que tengas a dicho lugar o vas a la sucursal más cercana. Inclusive puedes dejar pagadas las fotos para que aunque tú estés en Monterrey, Londres o Shanghai, un familiar o amigo del DF o Guadalajara sólo las recoja, sin depender de envíos o aduanas inclusive.

Agrégale que si te quieres poner a vender fotos pues… ahorita no tienes un app Android lo cual te excluye de ventas potenciales a ese 50% de las personas en el mercado que tienen dicho sistema operativo, tampoco tienes una página web desde donde las personas puedan ordenar fotos por lo que estás limitando bien fuerte tus ventas y desarrollar esa infraestructura también cuesta una buena lana. Aparte que te vas a meter a competir contra gigantes como los que mencioné anteriormente en una industria que ya está madura: tienen fácil más de 5 años todos ellos dando el servicio, ya los usuarios se acostumbraron y convencerlos de que te compren las fotos a tí, quizás a un precio mayor pues no tienes la escala y encima con costos de envío pues… ni para donde hacerse mi estimado.

Por eso te digo que tu desarrollo es un punto muerto y mala idea como tal en el cual si no logras mantener un equilibrio de gastos vs ingresos estás frito y financieramente hablando estás muy expuesto a ese riesgo día con día: tus márgenes son leves y no tienes mucho margen de acción para salvar el pellejo, no soy el poseedor de la verdad absoluta como dices, para nada, los únicos que poseen la verdad absoluta son los números y dejo que ellos hablen.

Ahora vamos a hablar de tu enfoque como fundador y cómo tus experiencias personales te están afectando según leo en tu comentario y en el artículo que me mandaste donde dices como resuelves los problemas que comento (que en realidad no lo haces, me cuentas de tus traumas Godínez y tu obsesión con la cultura empresarial pero no das cuestiones concretas a los puntos que menciono en donde dices como harás a Printoo diferente en el sentido comercial, no en la cultura interna).

Tu problema por lo que percibo en tus  comentarios y en lo que publicas en tu post referido anteriormente así como las razones de porque haces el negocio, me da la impresión que trabajaste en una empresa de esas negreras (hola Neoris!!) y te dejó bien traumado al grado que andas con la espada desenvainada contra cualquier cosa que te recuerde tu antiguo empleo, desde un horario de oficina y el uso del email hasta decir que todos los consultores son sobrevalorados, que por cierto a los consultores se les paga por hacerte ver lo que tenías enfrente de tus narices pero que por estar tan metido en tus labores comerciales o enamorado de tu idea no viste, algo así como los errores que te acabo de exponer financieramente hablando o legales como el del IFAI que te truena en un dos por tres sin que tengas como defenderte. ¿Ves ahora porque se contrata a los consultores que tanto desdeñas? Para decirte las cosas que pasaste por alto antes que estés peor y sin remedio. Pero para que veas que no soy consultor de esos que tanto odias y que soy ya algo experimentado, seguiré en mi papel de inversionista al que quieres convencer de darte capital de riesgo para tu empresa innovadora.

Vamos a analizar tus postulados en el otro blogssobre tu proyecto y tus defensas sobre mi crítica como tu potencial inversionista:

“En efecto el mayor obstáculo de mi empresa es el envío postal –cualquier consultor pudo anticiparse a eso– pero ¿qué pasa si lo resolvemos?” Hmm a ver y como lo vas a resolver? soy tu potencial inversionista y quiero saber como resolverás los problemas mencionados, convénceme de que no vas a quemar mi dinero y me vas a hacer ganar, planeas poner centros de distribución? decirle a la gente que vaya a x lugar? palomas mensajeras? perros entrenados? Dices despectivamente que cualquier consultor pudo anticiparse a eso pero no veo que tengas la respuesta a ello… Resuelve ese problema de logística y vas a poner a temblar a Fedex, UPS, USPS, Estafeta, TNT, DHL y cuanta empresa de mensajería no ha encontrado la manera mágica que planeas encontrar para reducir el costo de las operaciones de envío a niveles negligibles.

¿Qué pasa si logramos revivir una industria que parece muerta? ¿Parece o está? Porque si tu revives esa industria creéme que Kodak, Polaroid y Fujifilm van a venir corriendo a tumbar tu puerta y aventarte millones de dólares para que trabajes con ellos! Si bien es cierto que todavía hay mercado para discos de vinil, no por eso van a revivir para desbancar al MP3, es un segmento de nicho cuando mucho, el secreto es hacer rentable ese nicho.

¿Qué pasa si logramos que la gente imprima 10 de las 350 fotos en promedio que toman por año desde sus celulares? Pues que te quedas como jugador de nicho por un tiempo mientras mantienes el balance de ingresos vs gastos, tienes una línea plana de negocio, ni crece ni se hunde pero como inversionista no me interesas, yo quiero que mi dinero se ponga a trabajar para que esa línea se incline hacia arriba y me de tremendos beneficios, no para ayudarte a poner un changarro y no ver como retornas mi dinero con creces.

¿Qué pasa si con mi proyecto fallo pero logro inspirar a miles de personas? Pues lo mismo que le pasó al referido Jim Jorgensen como te comenté anteriormente: inspiras a muchos pero el jodido eres tu y los que te siguieron el juego y no salió beneficiado nadie, bueno quizás aprendiste una que otra cosa pero no era esa la tirada inicial de emprender algo, para aprender hay muchas formas.

Volviendo a la cuestión de tu enfoque sobre lo que odias de la vida Godínez, te voy a decir un error de enfoque que percibo en tus posts y comentarios: todo aquello que te parezca tradicionalista lo desdeñas, tu mismo dices que estás obsesionado con la cultura laboral y consideras un gran mérito el deshacerte de cosas como el email en tu equipo pero lamento informarte que además de tu equipo existe el mundo exterior y te mandan emails que debes responder aunque pierdas tiempo. Aparte que si usas chats, etc y tienes que demostrar que alguien dijo u ordeno esto o el otro, los chats a la hora de una demanda legal no sirven para nada porque a diferencia del email, en estos últimos si se puede demostrar quien lo envió, de que IP, a que hora, etc, etc.

Pregúntale a Hillary Clinton como le está yendo legal por usar medios alternos a su email oficial, pero bueno siendo honestos tu no estás a su nivel y no te van a demandar por cien fotos tus cofundadores, así que sigue con el chat, sólo quiero hacerte ver que hay razones por las que se usan ciertas herramientas y que tu por tu afán de innovar por innovar nomás desdeñas. Para todo hay una razón dice el refrán.

“Habrá empresas –sobretodo tradicionales– que sobreponen cualquier cosa antes de la cultura, no es el caso de Printoo” ¿hasta el modelo de negocio y la viabilidad financiera me pregunto?

“el primer mes nos propusimos validar la hipótesis sobre si la gente quería imprimir fotos desde su celular; pero esa hipótesis por si sola era fácil de resolver –de cierta manera lo habíamos validado yendo a donde se imprimen fotos comúnmente y veíamos que había mares de gente– , el reto escondido era la complejidad de la operación entre 3 personas –hoy ya 4 personas–“ Me parece muy pobre tu análisis si nomás porque viste mucha gente ya dedujiste que era un buen negocio que como te dije anteriorme, quizás fue porque no querían pagar el envío (¿si sabes el chiste de lo codos que somos los regios verdad?), ¿hiciste cuentas, análisis FODA, costos operativos, etc? ¿Pensaste en como si era complejo coordinar a 3 o 4 personas lo sería mucho más con 10, 100, mil? Sobretodo hiciste simulaciones financieras?? las escalaste con n-factoriales? Soy tu potencial inversionista de Las Vegas, convénceme con números no con ideas románticas.

“Propusimos 5 métricas a seguir y que serían la guía para conocer si estábamos haciendo bien las cosas: 1) Downloads 2)Eyeballs –diferencia entre downloads y ordenes– 3)Satisfacción 4)Retención”
Hmm esas métricas son muy estándares y ya es muy tarde ponerte a revisarlas cuando invertiste tiempo y dinero en lanzar algo y menos si no tienes un plan de acción para los distintos escenarios, me hubiera gustado que le pusieras más énfasis a tus métricas financieras, pero bueno quiero creer que lo hiciste y corriste un juego de números en distintos escenarios financieros pero se te olvidó mencionarlas.

“establecimos una métrica no cuantitativa que sería escuchar casualmente en alguna reunión sobre Printoo”, esta es pero que si bien peligrosa porque hay muchos que te van a endulzar el oído y te auto comprarás tu historia bien feo, es decir eventualmente tu círculo social sabrá a que te dedicas, te dirá cosas bonitas pero nunca recibirás críticas directas como esta que te estoy haciendo aquí mismo. ¿Conoces el cuento de “el nuevo traje del emperador” de Andersen? Pues bueno, la mismita historia aquí…

Ahora algunas Cosas que dices, las cuales son un riesgo para invertir en tí por lo que te comenté anteriormente de los “escollos financieros” :

“tenemos sobre las manos un proyecto que realmente logra conectar a marcas con emociones” y he ahí la principal objeción que va a tener un cliente potencial contigo de cómo si no entregas las fotos porque te falló la proyección de dinero afectaría la imagen de su marca.

tenemos un potencial enorme en lograr llegar al corazón de lo usuarios y sacarles una sonrisa” si ese es tu objetivo como empresa en lugar de ser rentable para los inversionistas que dices buscar y tus co-fundadores, mejor píntate de payaso, te garantizo que no sólo sacarás sonrisas sino hasta una que otra carcajada!, Una disculpa por lo directo…

Ahora vamos con respuesta puntual a tus planteamientos personales en tu comentario que me dejaste anteriormente:

es una lástima que pienses que una llamada en Skype es una pérdida de tiempo”, la verdad sí porque al dejarlo aquí en público y por escrito ayudaré a muchas personas a pensar bien antes de emprender a lo baboso y el tiempo que invertí en escribir esto será mucho más eficiente que hablar contigo en privado y no beneficiar a nadie. Acuérdate que el tiempo es un recurso finito que se debe utilizar de la manera que genere el mejor provecho posible, por eso no ando con consultas privadas y le apuesto al efecto multiplicador.

Jamás he conocido –espero que seas el primero– a un consultor que realmente haya creado algo,” Te falta vivir hijito… a lo mejor trabajaste en tu época de Godínez con consultores nomás de título pero no de experiencia, esos consultores Godínez pedorros con los que trabajaste te dejaron muy frustrado por lo visto pero dudo que puedas decir que Jack Welch, Stephen Covey, Frank Abagnale, Kevin Mitnick son consultores tan pedorros como esos que criticas, son gente que ya ha estado detrás de las trincheras, crearon negocios exitosos (o en su caso probaron las vulnerabilidades del gobierno y la seguridad como Abagnale y Mitnick) y luego se pusieron a hacer consultoría.

Tu estás confundiendo a los que se hacen llamar consultores como el pendejo del Max Cantú a quien mencioné en mi artículo pasado, que dan “asesorías de negocios” sin tener ni tantita idea de lo que aconsejan, a ellos los confundes con la gente que tenemos experiencia haciendo negocios y poniendo nuestro dinero en juego pero nada que ver. Si todo lo que conoces es a “consultores” pendejos e inventados de la noche a la mañana como el susodicho Max pues entiendo tu punto de vista, estás igual que el wey que toda su vida sólo ha comido gansitos y el día que le hablan de un postre de Dominique Ansel cree que será el mismo mugrero…

un consultor que realmente haya creado algo, que haya puesto algo haya afuera y sobretodo no he conocido a uno que deje de lado su papel “analítico/crítico” y tome un papel de promotor o impulsor de las fortalezas de una organización. Ese si sería un consultor respetable, decir que no hacer es bien simple mi estimado, hacerlo es difícil y hacerlo exitoso ta cabrón…

Pues bien sencillo mi estimado, porque esos consultores pedorros que tu crees son la norma, ya no se les llama consultores, se les llama CEO (esos si valen el título porque se lo ganaron, no se lo autoimpusieron en una reunión de emprendedores en un Cowork) y llegan a ese puesto contratados por la junta directiva después de tirarle varias cuestiones e interrogantes para verlas como las resuelve o que la junta de consejo decida si con la experiencia de ese consultor en otro lado aplica para crear algo similar en la empresa donde lo quieres meter (el caso de Angela Ahrendts con Apple y su experiencia previa en Burberry).

Si has estado en las mejores firmas de consultoría como dices haberlo estado, sabrás que a la consultoría McKinsey le conocen como la fábrica de CEO’s ya que la mayoría de sus consultores los acaban contratando para dirigir empresas. Aquí te dejo el link: http://observer.com/2013/09/the-ceo-factory-ex-mckinsey-consultants-get-hired-to-run-the-biggest-companies/

Me parece que estás confundiendo a un experimentado consultor corporativo con un simple asesor que no ve mas allá de sus narices porque le pagan un sueldito mugroso y se enfoca en una sola cosa a la vez y no en ver el panorama completo… ah pero fregón se hace llamar eso sí.

Lo más grave de tu post –y con lo que opacas tu propia inteligencia– es que desde el nombre “netas regias” de cierta manera te autoproclamas poseedor de la verdad absoluta y hasta te atreves a decir que después de los 30 la vida cambia y tienes que “ir por la segura”, creo que eso es sólo tu resentida percepción de que no te gustó lo que dije, de nuevo, no soy dueño de la verdad absoluta, eso lo hacen los números como mencioné anteriormente.

Y lo de que la vida cambia después de los 30 no lo digo yo, trata de conseguirte un trabajo a tu edad o dentro de unos años y verás cuantas solicitudes de empleo te retachan porque “estás viejo”. Lo que no entendiste de mi comentario es que conforme avanza el tiempo es que tus probabilidades de lograr una estabilidad económica y tranquilidad en tu vejez se van reduciendo y si pierdes algo bien preciado e irreversible como el tiempo, te vas a estar lamentando, pero bueno es tu vida, yo sólo digo que no me gusta desperdiciar el tiempo a lo wey y quiero obtener lo máximo de cada segundo de mi vida, sea lo que sea ese máximo: dinero, beneficio, placer, etc. (sí mal pensado ya sé lo que estás pensando cochinón, pero no, no le entro a las drogas). En serio checa cualquier bolsa de trabajo y ponle un número a tu investigación, no sé… 35 años, checa cuantos trabajos ya no entras. Si tienes 21 y la cagas hasta los 27, todavía tienes con que colocarte, más delante… mis bendiciones.

Por lo mismo que quiero obtener el máximo de mi vida, abandoné la vida de Godínez porque como tu mismo lo mencionas, no me iba a podrir ahí adentro haciendo las cosas nomás porque al jefe se le hincha una pelota o porque “dicen que así tiene que ser”. En serio no sabes la delicia que es estar abordando un avión un martes por la mañana con el aeropuerto sólo o vacacionar en septiembre cuando todos los Godínez están en chinga sacando su quincena y pagar el tarjetazo de sus vacaciones a la playita de siempre, la vida es muy distinta del lado independiente eso te lo concedo, tu error es que rechazas hasta las convenciones de lo que si funciona nomás porque te hartaste, pero hay que saber con que convenciones jugar y cuales no, como por ejemplo las finanzas.

“te faltó investigación y saber que tengo 33 años” Error típico de los autoproclamados CEO’s el mundo no gira a su alrededor, aguas…

“¿Quién dice que pasando los 30 tienes que apostarle a caballos no precisamente ganadores? eso es tu punto de vista y es válido, pero todas tus palabras las tornas como verdad absoluta” No lo digo yo, la verdad absoluta la va a tener tu fondo de retiro, no se tú pero no planeo depender de la seguridad social ni de que me mantengan mis hijos… ¿o estás dispuesto a desperdiciar tu tiempo en emprender sin análisis a fondo y en tu vejez tener que empacar bolsas en un supermercado? ¿O vender Amway? yo no…

“Acaso para emprender tienes que sufrir y tener deudas que pagar? ¿Sólo pueden emprender los pobres? ¿o solo se vale si eres de San Nicolás?… Y si soy Oaxaqueño/Chiapaneco en dónde quedo en esa posibilidad?” Perdóname pero aquí son tus traumas a flote, ese no fue el sentido y le estás dando una interpretación bien resentida que ni al caso. Mi punto es que mientras no tienes que preocuparte por la realidad de hacerte cargo de tus actos, es bien chido quemar dinero a lo pendejo, al cabo no es tuyo y sirvió para aprender ¿qué no?, por eso hay tanto niño junior con ideas pendejas… igualito que los emprendedores que quieren buscarse inversionistas incautos para quemar su dinero, en este caso son los papás los pobres incautos de invertir en los emprendimientos del hijo. Ese es el sentido del comentario, pero luego luego saliste a relucir con resentimientos sociales como buen Mexicano contra “los señores del poder”, –Obrador Dixit..

Ahora vamos a las razones personales tuyas que expones en todos lados no sólo en tu comentario y la neta como inversionista me espantarían de cualquier posibilidad de darte un centavo:

“Sé que mi proyecto tiende a fracasar porque es la propia naturaleza de un emprendimiento; es en efecto, lo más seguro que Printoo fracase,” ¿Neta así dices que quieres capital de riesgo? Vamos mal muy mal entonces… me haces pensar a mí como inversionista que tú sabes algo que yo no y me lo estás ocultando y que por eso sabes que fracasará, ya me espantaste de entrada al menos…

La naturaleza de cualquier emprendimiento es la incertidumbre claro que sí, pero se lanza uno a ello porque ha hecho su tarea y por lo menos cree que tiene validado como hacer frente a las adversidades de esa incertidumbre, no existe nada certero en este mundo, sólo la muerte. (y los impuestos dicen) Si estás aventándote a algo con el cuento de que ya sabes que vas a fracasar pues o eres un pesimista o estás buscando pendejos que te den dinero a cambio de tu pendejada.

nos habrá dejado un gran aprendizaje y un crecimiento personal de haber aprendido lo que no iba a aprender siendo empleado y escuchando a consultores. “ Muy cierto, sobretodo si esos consultores son como el referido pendejo de Max Cantú, escuchar a ese wey y un libro de Carlos Cuauhtémoc Sánchez ha de ser mejor el libro… pero si lo que buscas es tener un gran aprendizaje y no darle beneficios a tus co-fundadores o inversionistas con un negocio rentable en serio no busques inversionistas! búscate ser el becario de alguien o hazte voluntario de algo, también vas a aprender un chorro, crecerás como persona (hasta un amor fallido te hace crecer me han dicho) y te sentirás mucho mejor haciendo algo en beneficio de los demás.

“aprecias” mi tesón ¿verdad? y lo comunicas como si nuevamente tu ya hayas pasado por esto y seas el mecías que no quiere ver fracasar a mas emprendedores .”

Buenos vámonos a detalles sobre mí ya que insistes, no quise llamarlo terquedad o romanticismo inútil, pero en efecto ya pasé por eso y no quiero ver que más gente se embarre en ese mismo lodo (de ahí como en su momento escribí del Max Cantú que vende falsos sueños de emprendedor millonario), y por eso mismo te estoy respondiendo muy muy muy a detalle aunque muera de sueño (son las 2 am aquí) y no soy ningún mesías (es con S por cierto) sino alguien con experiencia que sí ya ha pasado por ello varias veces desde 1996 quemando unos cien mil dólares o más en el proceso de estos casi 20 años.

Mi primer intento de emprendimiento fue en ese año recién desempacado de prepa, se trataba de anunciar carros usados por internet, me había asociado con un wey llamado Ricky Meyer o algo así si mal no recuerdo, mi chamba sería llevar a Monterrey su innovador sitio de venta de autos denominado wheelsonline.com ni idea si el wey que lo opera actualmente es el mismo pero te puedes dar cuenta que su sitio se quedó atorado en los 90’s.. en pocas palabras fracasó ese negocio porque repartía volantes en el estacionamiento de Cintermex para promocionar que vendía carros en Internet… suena estúpido en su momento me parecía brillante porque había muchos carros, no me puse a pensar en necesidades del mercado meta, si la gente que estaba estacionada en Cintermex compraba o vendía carros y lo que es peor: ni siquiera Monterrey tenía internet en forma amplia, sólo unos cuantos geeks lo teníamos… en fin, aprendí como dices.

Ya de mis experimentaciones emprendedoras propias la primera fue con la cuestión fallida que te decía de la distribuidora de electrónicos especializados, la segunda creyendo que podría rentar DVD’s por internet en Monterrey (sí, lo copié de Netflix en el 2001), la tercera en 2002 con un sitio donde podían las PyMEs escanear sus comprobantes de gastos y facturas y del otro lado había contadores que les llevarían la contabilidad, la cuarta con un sitio similar a lo que luego fuera fotolog pero con premios en el 2004, la quinta con un sistema de respaldo automatizado vía Internet en el 2005, la sexta ofreciendo la renta de portales web a personas que deseaban iniciar comunidades en línea sobre algún tema en específico en 2007, la séptima con una tienda de reparación de computadoras en 2008 y la octava con una comunidad promocional como alternativa al fallido modelo de Groupon en 2011.

¿Causas de fracaso o de porque no eran rentables?

1) En el caso de los electrónicos competir por precio reduciendo márgenes de ganancia y teniendo enorme inventario,
2) De los DVD’s porque cuesta una lana el tener un buen inventario y los pocos clientes que hubo en san pedro (llegamos a 100! yay!) a todos se les ocurría rentar el mismo estreno al mismo tiempo, de manera que no lo teníamos y no les quedaban ganas de rentar algo de nuevo con nosotros, agrégale que ya estaba muy bien establecido blockbuster y otros que tenían servicio a domicilio, de manera que nuestra única propuesta de valor (ordenar por internet y llevar a casa) no era la gran cosa y gastábamos más en motociclista que en otra cosa. Este… ¿no te suena ese problema algo similar al de cierta app de fotos a domicilio?
3) De los comprobantes de gastos, estás hablando de una época donde no había conexiones de banda ancha en Monterrey, todo era por módem de 56k, los escáners eran complicados de instalar, no todos los tenían y encima enviar un documento era super lento y de hueva. Era más fácil agarrar todos tus papelitos y facturas una vez a la semana y llevárselos al contador o pagarle un extra porque pasara por ellos… aún así el plan B medio que funcionó y le vendimos el negocio a un interesado que le gustaba para innovar en su país y así cerró bien ese capítulo financieramente hablando al menos para nosotros… eso sí, cacareamos mucho el ”primer sistema de contabilidad totalmente basado en la tecnología web” y todos querían conocer más de él y nos sentíamos la “última cheve del desierto” pero de ahí a vender un pinche cacahuate pues… ni madres eso sí, eramos emprendedores!!!, el nombre de dominio me lo reservo para preservar mi identidad, sólo te diré que así fue como conocí al ególatra nefasto ahora dueño de Naranya…
4) Del sitio similar a fotolog, aprendí que no porque algo esté de moda es buena idea como por ahí afirmas que todos se quieren subir a la moda del emprendimiento, nomás no llegamos lejos con eso en su momento, ni siquiera el desperdicio de código la verdad…
5) Del sistema de respaldo era una sociedad con los creadores de una herramienta llamada Foldershare y pues todo pintaba bien pero aprendí que debes de tener el máximo control posible sobre las variables que puedan afectar a tu negocio y estar consciente de como enfrentar las que no… para cuando logramos convencer unos cuantos clientes de nuestra herramienta, a la empresa esta gringa la compró Microsoft porque les pareció algo bien innovador y luego su tecnología estuvo en todas las copias de Messenger, quizás de ahí te suene el nombre. Imagínate como quedé de pendejo con los clientes explicándoles que ya no teníamos manera de cumplirles con lo prometido y que ahora el servicio era gratuito en su messenger, ahí te encargo devolver todo el dinero, ni el esfuerzo de ventas y quemón de la reputación…
6) Sonaba maravilloso tener a 100 weyes pagándonos mil pesos al mes por operarles su portal llave en mano de la comunidad que quisieran tener ya fuera anime, deportes, etc y que ellos ganaran dinero vendiendo publicidad, teníamos el primer cliente que nos dio sus primeros mil clientes y… llegó Facebook con sus tremendas comunidades, por eso hay que leer mucho y conocer donde hay amenazas por todos lados antes de meterte a un negocio sin futuro con mucha competencia global y fácilmente replicable (tú mismo dices estar consciente que tu negocio cualquiera te lo clona).
7) Reparar computadoras parecía buen negocio hasta que vimos los riesgos de que nos asaltaran porque teníamos muchas compus almacenadas y el local era atractivo para los ladrones, que llegaban señoras a reparar su compu con windows 95 pero luego te decían “déjame ver si autoriza mi marido el presupuesto” y se tardaban hasta una semana en responder y mientras tu ahí con el equipo, luego llegaba el wey que quería que le reinstalaras todos los programas que tenía sin licencia y esencialmente te caería en cualquier momento la BSA y hasta nos tocó un caso de un wey que tenía fotos super comprometedoras vestido de mujer donde su matachín le metía una botella de shampoo de un litro ya imaginarás por donde, ah y quería que las rescatáramos en un disco nuevo porque fallaba su disco duro, (supongo era muy doloroso repetir las escenas)… pero bueno volviendo al negocio, no tenía crecimiento o margen prometedor y eran más los riesgos así que lo dejamos, yo la neta no me quería meter en ello pero mi socio estaba bien animado. Como castigo por andar de acelerado poniendo negocios al chile y sin estudio previo, le quedó el trauma de que no puede oír la canción de “pásame la botella” sin recordar las imágenes que salvamos del disco duro… no sé cuantas bodas se le arruinaron por ello… jeje
8) La comunidad promocional resultó muy compleja de hacer entender a la gente porque el mexicano promedio no lee ni quiere leer reglas de nada, entonces hasta pensaba que ya nomás por entrar al sitio le íbamos a dar algo, etc… por más bonita que estaba la interfaz, no logramos hacerlo despegar y pues ya Groupon empezaba a hacer que a varios negocios no les funcionaran las promos así que más dificil para nosotros conseguir patrocionadores así que pues bye… se quedó Cuponzote pero de que ahorita sean lo que fue en su momento ya no… moraleja: no te metas en negocios nomás por moda.

¿A qué negocios me dedico y porqué hablo con conocimiento de causa?
Los que te mencioné por ahí del Forex con Binary.com y el de mercadotecnia de afiliados los comencé como experimento y no como interés de tener ingresos, ni siquiera cuento con ellos como dinero para vivir pero llevarme hasta $20-$21 mil dlls en un mes, pues mira que no me voy a quejar, sobretodo porque no hago mucho más allá de pagar y configurar campañas en Adwords y Facebook Ads para generar ventas cuyas comisiones me llegan cortesía de Clickbank. Si no lo conoces y deseas meterte a esta industria, siempre hay lugar y puedes darte un vistazo en el Warrior Forum por si gustas. Por cierto que limitada mentalidad tienes si que crees que nomás Ben Horowitz puede hacer dinero, te falta callo hijito… ay muchos cabrones haciendo una fortuna tranquilamente en calzones y pijamas…

Mis negocios “serios” son aquellos a los que me he dedicado varias horas del día más allá de andar jugando al experimento y donde identifico necesidades que no sean moda, pasajeras o viles “chicle y pega”, es decir negocios que satisfagan necesidades básicas y constantes, sobretodo aquellos en industrias como la logística y comercio. Si has comprado un artículo electrónico en Walmart, Linio, Mercadolibre, Liverpool etc. Lo más factible es que te lo esté vendiendo una persona de quien nosotros fuimos el broker o importador, ¿para que quiero tener un negocio todo cacareado como esos de cosas para bebé si a fin de cuentas necesitan de alguien que les maneje la cadena de suministro, surtido y envío de productos? Mejor yo nomás me dedico a conseguirlos al mejor precio, importarlos legalmente, venderlos y que los diez distribuidores se hagan garras con la bronca de venderlos, competir entre ellos y atender al cliente. ¿De donde crees que conozco de primera mano fallidas historias emprendedoras de negocios como Decompras, Suplaza y Submarino?. A ver si no me echo de cabeza, pero bueno estas personas ya ni se han de acordar de mí, yo sí de sus egos y sus fallas en su momento de ver las cosas aunque las tenían enfrente.

Otro negocio muy bueno es la cuestión de la logística y eficiencia de procesos, las empresas siempre van a requerir reducir sus costos tanto directos como indirectos, y si ya desarrollamos la tecnología para el broker y la importadora ¿por qué no sacarle más y rentarle la plataforma a los socios de negocios? Pues eso hicimos y ahorita ya lo rentamos a varias comercializadoras que venden en Mercadolibre, Liverpool y Linio, no es mucho pero ya se pagó solito el desarrollo hace buen tiempo y nos está dejando un buen ingreso mensual. Quizás más delante hagamos algo genérico para comercio en general ya que se estabilice el estándar de la factura electrónica pero no hay prisa, lo importante es no andar haciendo cosas por hacerlas y perder pisada.

¿Qué consejos te puedo dar en mi experiencia?

Primero que nada emprender por las razones correctas, porque encontraste algo que pudiera optimizarse, no porque odias la vida de Godínez nomás porque sí, necesitas emprender en negocios en mercados que haya una demanda preexistente, eso de reinventar la rueda o vender cosas que nadie necesita está muy cabrón si no tienes el presupuesto de Marketing de Apple para convencernos que necesitamos un Apple Watch, si crees que vas a cambiar el patrón de consumo y conveniencia ya bien establecido en la mente de los consumidores con una app de fotos que ni está en todas las plataformas y ni aporta algo verdaderamente nuevo que simplifique la vida, ya valió.

Tienes que mejorar algo y convertirlo en verdaderamente bueno al grado que la gente no quiera consumir mas que lo tuyo o que por lo menos ya seas la referencia en el segmento así como Uber ahorita ya está por llegar a un punto donde quizás no tenga competencia. En su momento MicroSIP era el gran sistema administrativo mejor que cualquier cosa a mano y nadie quiso regresarse a la contabilidad y administración en papel, luego vino AdminPAQ a hacerlo mejor porque descubrió que Microsip estaban tercos en quedarse en MS-DOS (entraron muy tarde a Windows) y ahorita ya hay muchos entrando a hacer las cosas en la nube, es parte del éxito de un negocio, hacer mejor las cosas de lo que ya hay, ¿Qué tiene Printoo mejor que la competencia pagada?, por ahora que es gratis nomás, pero ya viste arriba todas las limitantes de ese modelo, y..

Si te quieres meter a servicios pagados ¿Qué vas a tener mejor que todos los que ya imprimen fotos? Ellos también cobran, también entregan a domicilio, lo hacen rápido y a super buen precio,

¿Cómo planeas ganarles? Ellos tienen distintos medios de captación de clientes y ventas, tu nomás tienes un app iOS, sorry por ser tan cruel y directo pero son negocios, no planeo seguirte endulzando el oído como todos los que te dicen CEO y te dedican sendos artículos de tu innovadora empresa que de innovadora no le veo la mejora al proceso pues nomás eres una alternativa más para imprimir fotos, chido mientras sea gratis pero es una tremenda carrera cuesta arriba el estarte haciendo de anunciantes para sostener el asunto más allá de los 18 meses.

Sabrás que un negocio es bueno cuando lo que ofreces, la gente literalmente se pelea por tenerlo, ya sea porque vienen desde lejos a tu restaurante o puesto de tacos, porque la gente dice sin pensarlo “quiero uno” o porque están dispuestos a pagar el precio por más sobre cotizado que sea por los beneficios reales que les aportas.

El sistema de contabilidad electrónica y logística que te comento que le empezamos a rentar a los socios de negocio, les ahorra el tener que tener a 4 o 5 chavas recibiendo facturas y procesándolas, haciendo las pólizas, etc porque ya está todo automatizado al procesar los XML’s de las facturas electrónicas, ¿sabes cuanto vale para una empresa el obtener valor a cambio de lo que paga en sueldos?

Como ex-godínez supongo lo sabes, entonces a la empresa le vale madre pagarnos $7000 pesos al mes porque los $22 mil o más que pagaban de sueldos de esas chavas ahora se siguen pagando, (no las corrieron no te preocupes) pero son para que ellas se encarguen también de hacer ventas y atender mejor a los clientes. Esos $7 mil pesos generan 2 o 3 veces un retorno de inversión en beneficios para la empresa como mayores ventas o clientes más satisfechos que compran más así que pues… te imaginarás como ya nos ven como algo necesario para lograr sus cometidos comerciales.

Si vas a salir a hacer una empresa con toda la intención de no ser rentable, dispuesto a fallar o andarle desconfiando como lo estás haciendo, por favor no te pongas a llamarle emprendimiento y encima decir que vas a buscar financiamiento, mejor llámale Hobby porque ahí si de antemano no hay bronca en perder dinero, ¿es por diversión y afición a fin de cuentas no?

Y no no tengo ninguna escuela consultora más allá de todo lo que yo ya eché a perder ni he tenido ningún puesto con un titulo como el que presumes que alguna vez tuviste (para mí valen madre los títulos la verdad conozco a taqueros y dueños de lotes de autos que traen más lana que cualquier Gerente Regional del Banco de Conchasumare…)

Y para que veas que no soy ningún consultor que bloqueará sus posibles puntos buenos por su supuesta escuela y bla bla bla que tanto despotricas (perdón, no puedo usar inglés que te molesta) vamos ahora a ver posibilidades de “sacar al buey de la barranca” de quien como dices tu mismo estás ya convencido de que va a fallar.

Primero que nada analicemos la situación real en la que está metido Printoo: nulas oportunidades de crecimiento escalable sin que los costos rompan el equilibrio, altos costos de adquisición de anunciantes, riesgo de alta rotación de anunciantes y probabilidad de que el app sea sólo usada como novedad y deje de existir en poco tiempo por lo que se pierde la atención del público y se hunde el barco. Tan delicado es este balance financiero que estoy 100% seguro que esa es la razón por la cual estás limitando tu crecimiento a sólo 10 fotos al mes, no muy atractivo la neta.

Tenemos que hacer lo que a los startuperos les encanta decir con un nombre bien elaborado que no dice nada: “pivotar” que en realidad para mí es un “ver como arreglamos el cagadero que no funciona”, para decidir a donde llevamos ese pivote mentado, necesitamos compaginar lo que tú dices que es la misión de Printoo, con lo que te hace muy feliz personalmente y de pasada corregir el problema de que se te olvidó en tu idea la cuestión de la escalabilidad y por eso andas limitando el crecimiento de tu por ahora changarro (todavía no es empresa lo siento) a sólo 10 fotos al mes.

Cuales son tus puntos positivos que dices que jamás encontraría:

A) Ya tienes una base de datos de 10 mil usuarios
B) Sabes información demográfica como género, ubicación y fecha de nacimiento
C) Tienes relación con maquilas de impresiones, envíos y desarrolladores
D) Tienes bien definido que lo que te hace feliz es “llegar al corazón de lo usuarios y sacarles una sonrisa”
E) Tienes por ahora todavía un reconocimiento de marca positivo
F) Ya definiste tu negocio pero lo estás enfocando mal y no te diste cuenta porque dices que los consultores no sirven, tu mismo te das la respuesta en tu artículo sin que te dieras cuenta por andar de poético quizás: “No imprimimos fotos, entregamos emociones

Entonces si no imprimes fotos: ¿Por qué chingados te quieres meter precisamente a lo que ya hacen muchos que es imprimir fotos? encima sin ningún factor diferencia y con unos márgenes de ganancia bien bien bajos con los que no vas a crecer.

Tu negocio es entregar emociones y generar ganancia, a la vez ofrecer un valor agregado que valga la pena pagar por el envío y sobretodo que sea rentable y permita crecer. Necesitamos que Printoo exista más allá de 24 meses para que valga la pena todo el esfuerzo tuyo y de tus colaboradores, como líder del equipo tienes una tremenda obligación moral de hacerlo un éxito, no de andar diciendo que “pues vamos a aprender“, no mames, quiero seguir a un líder porque sé que el wey tiene algo que me haga seguirlo, suficiente tengo con mis dudas como para andar cargando con las de otro wey y que a mí también me cargue el payaso… más pendejo seré yo por seguir a un wey que le tiembla la mano y no confía en lo que hace.

¿Como te vas a diferenciar de los demás?
Enfócate en sacarle provecho a la base de datos que ya tienes, es oro!

Para tu negocio actual de enviar publicidad, yo agarraría los cumpleaños de todos ellos y les mandaría unos días o semanas antes (conociendo al correo mexicano) una postal bonita o que se yo con chingos de cupones y promociones especiales para que el cumpleañero canjee durante su mes de cumpleaños, con esto vas de gane con dos cosas estás promoviendo a tus anunciantes y al entregar cupones que si van a ir a canjear, ellos van a ver su inversión recompensada bajo la misma premisa que hacía Groupon: ya que estén en tu negocio van a comprar algo más por lo que sales ganando en lugar de perder con nosotros. Búscate negocios no tan complicados como Uber y esos… agárrate negocios estilo Sirloin Stockade, Tacos Sonora o Llena tu Loko (por cierto de mí te acuerdas el pegue de estos últimos allá en Monterrey con el crecimiento que traen)…

No creo que haya un chavo que se quede sin ir a canjear su 2 x 1 en Llena tu Loko y que quizás lo más probable es que arrastre a su familia haciendo que ellos también compren, lo que es un beneficio instantáneo para el negocio. Lo mejor de todo es que no se percibe como un vil envío de volantes sino como una “felicitación de cumpleaños con regalos para el festejado por parte de los patrocinadores” le da un valor especial y la gente los va a querer canjear.

Tienes también la ventaja de que conoces las edades, ubicaciones y género de las personas, lo cual ayuda a enviarles mejores promociones que sí canjeen porque se identifican con ellas.

Aparte… supongo conoces la estadística que el 90% de las apps descargadas son eliminadas del dispositivo a los 3 o 4 días, necesitamos que aunque hayan descargado el app, les llegue su regalo de promociones de cumpleaños muy muy bien identificado quien se las manda… y el que se las manda es Printoo!! de manera que les recuerdas que vuelvan a bajar la aplicación si no la tienen y te soliciten imprimir fotos gratis o pagadas.

Ahora bien, la verdad necesitamos diferenciarte de sólo imprimir fotos, porque a fin de cuentas… ¿qué tanto puedes ganar imprimiendo fotos? No es negocio, necesitas apostarle a cosas que tengan mayores ganancias y de preferencia que sean diferenciadoras o exclusivas para darle a la gente una buena razón de comprarte a tí.

Si yo fuera tú, de volada me buscaba convenios comerciales con tiendas de regalos como Photofolio, etc donde con las fotos impresas se puedan utilizar en los marcos, decoraciones, camisetas, alcancías, etc, etc es decir todas las mugres que venden. ¿Porqué con ellos y no andar tu surtiendo las cosas directamente? Porque a fin de cuentas como te dije veces antes, el inventario mata y tu negocio no es vender esas chucherías o hacerte de inventario, tu negocio es ser ese intermediario con tu tecnología e innovación en el servicio y esa codiciada base de datos que ya tienes.

Necesitas ver como pedirle a digamos Photofolio, UPS o Fancy que te dé una lista de x productos de su catálogo que se puedan personalizar con fotos de Printoo y desde el app puedas ordenar que foto quieras en que artículo, la puedas pagar y que le puedan enviar el artículo a domicilio o a la tienda Photofolio más cercana. Tu negocio se lleva con el de Photofolio como el pan con la mantequilla, tu haces las fotos y ellos tienen todas esas cosas para resaltar tus fotos.

Entonces imagínate que soy una chava y todas mis amigas quieren regalarme algo, que cosa más padre que el día de mi cumple reciba varios portaretratos, adornos, etc con fotos donde salimos juntas, cupones para utilizar en todos los negocios promocionales y aunque nadie me envíe ninguna foto pues de todas formas Printoo me mando mi regalo de promociones de cumpleaños, yo recibo algo, obtengo beneficios, los negocios ven que si funcionas como publicidad y que si les generas dinero y por lo tanto los conservas como anunciantes, te quitas de la hueva de estar buscando anunciantes nuevos cada mes, pronto se corre la voz que tu si funcionas como medio promocional y ahora sí cumplirás lo que te digo de un buen negocio: todos quieren lo que tu tienes.

Los regalos que se ordenen a través del App obviamente te llevas tu % de comisión pero conociendo los rangos de precios de Photofolio por ejemplo, con que te den un 15% de su artículo promedio de $300 pesos, ya tienes una ganancia de $45 pesos sin haber manejado inventario, hacer labor de venta de artículos, etc. Simplemente se coloca el pedido, te lo surten, armas el obsequio con las fotos y lo envías al domicilio de quien lo va a recibir o puede ser a la tienda más cercana de la cadena con la que tienes convenio para que quien lo va a regalar lo recoja.

¿Cuantas fotos pagadas tienes que imprimir para tener una utilidad de $45 pesos en un entorno tan competido como te lo describí anteriormente? chiingos! aquí no. Aparte no tienes que andar limitando el crecimiento de tu negocio a 10 fotos al mes por el miedo de quebrar antes de tiempo, aquí entre más artículos vendas mucho mejor!! No hay pedo si tienes 100 mil usuarios. Quizás ahora sí con esos 100 mil usuarios te valga madre seguir limitando 10 fotos al mes la impresión, tu fuerte es en la venta de los artículos que hagan un uso memorable de las fotos, mucho mejor si los artículos que tienes disponibles en el app están super padres y atractivos pero sólo se pueden comprar a través de tu app al ser una línea exclusiva, recuerda que quieres que te compren a tí, no a la competencia.

Vas a decir que pues mi idea de hacerlo en los cumpleaños te da un crecimiento muy lento pero aún si ya no crecieras más en usuarios, dices que tienes 10 mil usuarios, entonces si aplicas la paradoja del cumpleaños (http://betterexplained.com/articles/understanding-the-birthday-paradox/) cuantos de tus usuarios cumplen años por día del calendario? Aún en una distribución muy uniforme y perfecta matemáticamente tienes 192 usuarios por semana que cumplen años. Con un 30% de esos usuarios que les regalen algo promedio de ganancia de $45 para tí, estamos hablando que son 57 ventas de $45 para un ingreso semanal de $2,565 de puras ventas que no está nada mal como ingreso adicional, además de que seguirás creciendo y no te da miedo tener 100 mil usuarios el día de mañana porque en lugar de estarte preocupando por vender todos los huecos publicitarios para cumplirle al millón de fotos, (potencialmente hablando) mínimo podrás saber que tienes un mercado de 100 mil usuarios que si se mantiene constante el 30% de las ventas, será un ingreso de $1,350,000 anuales.

¿Lo mejor? Que la gente no sólo festeja los cumpleaños y sólo recibe un regalo de toda la gente, sino los XV años, las bodas, graduaciones, jubilaciones,aniversarios de boda, etc, etc. Si tu servicio es bueno y sorprende gratamente como dices que ya lo hace, el público te seguirá comprando para todas las ocasiones y quizás varios regalos por parte de los distintos amigos del festejado, por lo que ese número del millón y cacho lo puedes duplicar o más sin mucho esfuerzo.

¿Te fijas como es más atractivo y comercialmente viable dar un valor agregado que simplemente ponerte a vender fotos que es lo que ya todos hacen? Ahora sí estás en condiciones de hacer una innovación en el segmento de felicitaciones y regalos personalizados, algo que bajo mi métrica de innovación, haga que probablemente la gente ya sólo piense en tí como manera de hacer ese tipo de regalos y festejar cumpleaños.

No tienes inventario que costear, tienes artículos que la gente busca y no encuentra en las tiendas de impresión de fotos convencionales, no tienes que preocuparte por competir por precio o contra los establecimientos ya bien establecidos, no dependes de encontrar una fórmula mágica como la que aseguras tendrás para superar el problema del servicio postal que te diría cualquier asesor (consultor es mucho título para esos) o el alto costo de envío que no vale la pena pagar por unas viles fotos, tampoco te expones en exceso al riesgo de perder el balance financiero por tener mas solicitantes que patrocinadores, tus anunciantes están felices porque les das resultados medibles y tienen un impacto de marca positivo y tus socios e inversionistas son felices porque económicamente tienen retribución, no tienes que limitar el crecimiento y poner límites artificiales a satisfacción de los usuarios, encima como tienes los datos demográficos de todos los que les envías, no te preocupa que unas chavita pubertas de Escobedo sin poder adquisitivo te caguen el negocio porque se pongan a ordenarle cientos de regalos a sus amigas (y si lo hacen es porque lo va a pagar, no problem) y pues como ahora si manejas más márgenes de ganancia y artículos que la gente si quiere, puedes ofrecer pago con depósito en oxxo o que se yo y la gente que no tenga tarjeta si estará dispuesta a pagarlo porque tienes un artículo exclusivo o especial que ellos quieren, no unas pinches fotos impresas que todos tienen y se consigue en cualquier lado a menor precio y tiempo de entrega que el que les das tú.

Tu objetivo es sorprender gratamente a las personas sí, pero hacer felices a tus patrocinadores y ante todo permanecer rentable, lo de regalar las fotos no debe ser tu meta, tu meta es convertir esto en un negocio viable y rentable satisfaciendo a anunciantes y usuarios, ya lograste hacerte de 10 mil usuarios, felicidades!! pocos lo logran, pero ahora sí viene lo bueno: sacarles dinero!!

Si no están dispuestos a comprarte algo muy padre como un regalito x, etc, crees tu que esos usuarios le servirían a Uber? a Envía Flores? (por cierto mucho ojo: ya tienes relación comercial con ellos, porque no ordenar flores desde el app con unas fotos de Printoo! se te está yendo la liebre mijo!!)? ¿ves el problema de la retención y generar valor para los anunciantes?

Necesitas moverte y rápido o vas a dejar ir la inercia que traes, por fortuna dices que no eres de procrastinar, muy bien pero ahora que esta idea ya está frente al público, quizás se le ocurra algo similar a alguno de los que nos lee y te dejen atrás mientras sigues de terco en vender fotos y arrancar sonrisas pero sin un plan de negocios financieramente viable o diciendo que andas jugando a emprender y que sólo te importa aprender. Vaya hasta a Photofolio se le puede ocurrir algo similar para sus tiendas y no te requieren en lo absoluto, ahorita tu ventaja temporal es que ya tienes 10 mil usuarios, no los pierdas o se te va el tren de tener un arma para competir.

Como te digo, escribo todo esto porque quiero dejar de ver más “startups hipsters” con ideas pendejas en mi ciudad, gente con mucho talento emprendiendo negocios sin futuro nomás por moda sin hacer buen análisis financiero, quiero ver cosas que se hagan, cosas que sí sean referente positivo a nivel nacional si no es que mundial, entiendo que estés tan harto como yo lo estuve de la vida Godínez, pero emprender una empresa exitosa no es sólo tildarte de moderno porque no usas email y odias la cultura laboral, así como ser un emprendedor exitoso no es el hecho de que dejaste la escuela como tanto cacarea el Max Cantú… me explico??

No soy un genio, ni soy consultor, sólo soy un cabrón que ya quebró chingos de negocios pero los que si le funcionaron fueron porque seguí las observaciones que aquí escribí, odio ver a gente que se pone títulos de experto, CEO, etc, etc cuando no saben ni hacer una página web y prometen lo que no es, aún es fecha que si alguien me presenta como experto de algo con otra persona o en un negocio me siento incómodo porque no me creo ningún gurú. Simplemente me gusta hablar con hechos y números.

La verdad luego de 5 horas escribiendo esto no tengo una pinche idea de porque lo hice, supongo porque quiero aportar en algo a que la gente se ponga las pilas en no malgastar el tiempo persiguiendo quimeras… ojalá que te sirva de algo aunque sea para pensar, si no pues toma mis opiniones y observaciones como los de “otro pinche consultor” de esos que abundan con trajecito y corbata…

Un saludo

Apariencias

A huevo conocen a más de un casado así en esta ciudad de “machos” desesperados que se ocultan de sus esposas aprovechando del anonimato de un app gay… o no raza?

Sigan enviando sus aportaciones, todas son bienvenidas =)

regiogay

El vendedor de Kool Aid

Los americanos tienen una frase interesante que a la vez es algo cómica: “drinking the Kool Aid” o “tomarse el Kool-Aid”, la cual se utiliza para referirse a una persona o grupo con una creencia o filosofía extraña la cual no resiste a ningún análisis crítico que se le haga. También se refiere a el hecho de seguir con una mentira que aunque la misma persona que la lleva a cabo está consciente de ella, decide continuar con la farsa por la misma presión que se creó al respecto. Nació en 1978 debido a las muertes en una secta religiosa denominada Peoples Temple, cuyos seguidores se suicidaron ingiriendo una mezcla de cianuro y el susodicho polvo saborizante. Si bien todos sabían que era una farsa de su líder que les daba la bebida, aún así la bebieron y fallecieron. Así nació la frase que pasó a la historia e inaugura el primer artículo de este blog.

En el mundo globalizado que vivimos hoy en día, es común ser bombardeado por ideologías de todos lados, conocer de cosas más allá del entorno habitual de una persona y estar expuesto a conocer como se vive la vida fuera del habitual radio inmediato de conocimiento de +- 40km del lugar donde se habita. Es así como gracias al internet podemos hacer uso de tecnologías que nos permiten convivir, comunicarnos, exponer ideologías y porque no… conocer historias inspiradoras y soñar con cosas que eran imposibles para generaciones anteriores tales como negocios y empresas en mercados que hace tan sólo 15 años eran inexistentes.

Continuamente somos bombardeados por grandes casos e historias de éxito de personas que lucharon contra corriente y todo lo demás para llevar a cabo sus ideas las cuales hoy en día son empresas globales multimillonarias. Esto es inspirador para muchas personas sin embargo es práctica común ignorar que por cada historia de éxito, hay muchas más de fracaso y no todo es “miel sobre hojuelas”.

Ejemplos como los de Mark Zuckerberg, Blll Gates, Steve Jobs, y toda clase de jóvenes emprendedores digitales que hicieron millones de dlls antes de los 25 años abundan, sin embargo en una cultura endiosada por el dinero y el poder a toda cosa como la regiomontana, es muy conveniente ignorar el arduo trabajo intelectual necesario para saber ejecutar una idea y convertirla en un caso de éxito.

Esto provoca que hoy en día el “mundo emprendedor regiomontano” (o los “startuperos” como se autodenominan), sea un mundo integrado principalmente por jóvenes de clase media a media alta que auspiciados por el capital de sus padres decidan ambiciosamente no seguir la carrera corporativa tradicional del recién egresado ya que están ansiosos (y muy convencidos) de cambiar el mundo.

Al no tener deudas de pagos escolares que saldar, contar con medios suficientes para vivir y no tener que preocuparse por enfrentarse a la realidad económica nacional, muchos de estos “startuperos” regios caen presa fácil de vivir en un mundo de fantasía donde el sueño del regio promedio (tener un estilo de vida lo más “agringado” posible) parece fácilmente convertible en realidad y llegan a extremos tales como denominar a la Colonia del Valle en San Pedro Garza García (un adinerado suburbio regio) bajo el mote de “Silicón Valle” y hasta ponerse a hacer reseñas de lugares y cosas “trendy y chic” sin que eso tenga algo que ver con emprender un negocio de cualquier tipo, en realidad va más enfocado a su necesidad de sentirse como en Estados Unidos que en aportar algo de valor de aprendizaje a otros emprendedores.

Una sociedad que da mucha importancia a las apariencias, el dinero y la vida empresarial aunado a un desdén por lo nacional ha hecho de sus jóvenes el caldo de cultivo ideal para que se conviertan en emprendedores, lo cual si bien es algo que el resto del país necesita urgentemente, viene lamentablemente acompañada de una nula experiencia de vida y la tradicional arrogancia de la juventud por lo cual caen fácilmente presas de todo tipo de errores y hasta presas de estrategias para sacarles provecho y no precisamente en su beneficio.

Aunado a esto los mejores cerebros de ingeniería y software son contratados por empresas extranjeras como Microsoft, Google, Facebook y Oracle de manera que se queda en Monterrey una gran cantidad de “wannabes” con poca habilidad para realmente crear cosas complejas. Esto da por resultado que muchos de los “emprendimientos tecnológicos regiomontanos” al día de hoy sean difícilmente empresas que desarrollen nuevas tecnologías de alto impacto.

Si bien en los 60s teníamos en la ciudad a inventores como Juan Celada Salmón (creador del fierro esponja) que revolucionó la siderurgia mundial con sus creaciones e investigaciones en HyLSA, hoy en día estamos pasando de lado el apoyar fuertemente a emprendedores innovadores regiomontanos con buenas iniciativas y proyectos que mejoren la calidad de vida en procesos como preservación de alimentos, reciclar materiales de desecho en elementos de construcción, biocombustibles, cultivos alternativos, reciclaje de llantas o generación de electricidad a bajo costo.

Debido a que este tipo de desarrollos requiere conocimientos así como experiencia técnica especializados, no es nada “sexy” el promoverlos a una audiencia juvenil enfocada en pura imagen y cero substancia con sueños de hacerse rica en meses poniendo una empresa, esto porque no es un producto de consumo tan sonado como el app de una red social que todos en el círculo social de alguien usen. No es nada atractivo pasar cientos de horas en un laboratorio haciendo pruebas, experimentos, programas o todo tipo de tareas necesarias aún en días de descanso durante meses o años si no hay un reconocimiento social y por ende no hay un grupo a su alrededor promoviéndolos como el próximo “Elon Musk” y difícilmente logran apoyo para sacar adelante sus proyectos.

La urgente necesidad de fama y atención por parte de muchos de estos jóvenes regiomontanos cazafortunas ha propiciado el surgimiento de muchos espacios de “coworking” los cuales en su versión más simple son salones con mesas y una cafetera donde todos trabajan en sus laptops y de ahí surgen ideas que la mayoría de las veces rayan en las famosas “gasolineras VIP” de la película Nosotros los Nobles, todas ellas carentes de verdadera innovación, escalabilidad o tan siquiera viabilidad comercial debido a el desconocimiento de las necesidades nacionales, pareciera como si estos chicos startuperos no vivieran en México y hayan malentendido el consejo de Chris Dixon de la firma de capital Andreseen Horowitz acerca de “tener ideas estúpidas” pero no tan estúpidas al grado de querer ordenar comida por Twitter, fundar una empresa dedicada a enviar fotos impresas con publicidad, listar artículos de una tienda o hacer programas de lealtad donde la única innovación es usar un app en vez de una tarjeta de puntos.

Lo anterior son ideas con cero margen de sobrevivencia más allá de los 18 meses (algunas fueron sólo un éxito de semanas) y difícil viabilidad económica a largo plazo.  Sin embargo no dejan de ser atractivas para los jóvenes debido a lo maravilloso que es decir que son CEO, CTO, CIO y cualquier otro acrónimo de 3 letras para X o Y empresa cuando en realidad ni siquiera se han graduado de su universidad en algunos casos.

Después de todo ¿Para qué tener un empleo donde además de un sueldo les asignan un título descriptivo como “encargado del área de ventas” si pueden presumir hinchados de orgullo entre sus amistades y conocidos que son CEO de X empresa con nombre agringado o impronunciable? Además de esto está el atractivo de que la prensa mexicana esté obsesionada con llamarlos “el próximo Steve Jobs” vaya a saber usted por qué…

Otras de estas creaciones emprendedoras son clones de efímeros casos de éxito en los Estados Unidos tales como cupones de descuento estilo Groupon, juegos como Candy Crush o redes sociales como Swarm. Obviamente que si las originales ya no están funcionando tan bien, los clones nacionales no pueden esperar mejorar los resultados de éstas aunque se presenten como adaptados al mercado nacional o altruistas cuando ni siquiera generan ingresos para sostenerse a sí mismas

Ahora bien si estas ideas no son en realidad tan buenas, ¿por qué se les da tanta difusión y se les da tanto apoyo? Pues porque como dicen: nadie sabe para quién trabaja y hay todo un grupo de personas y organizaciones beneficiadas directa o indirectamente por esta ola emprendedora de los jóvenes regiomontanos: propietarios de bienes raíces con espacios vacíos que mediante una inversión en mobiliario simple como mesas, sillas, wifi, proyector y una cafetera crean “espacios de cowork” y atraen a muchos de estos jóvenes a pagarles una mensualidad por una silla y sentirse como que están en SV persiguiendo su sueño en compañía de otros pioneros innovadores.

Obviamente no es sólo el pagar por un espacio, también se tiene acceso a conferencias y pláticas donde en ocasiones se cuenta con invitados de gran renombre internacional por su éxito y en otras tantas es sólo estar entre personas afines, todo depende de quien opere el espacio. Los lugares de trabajo colaborativo han sido una muy buena opción mejor que trabajar en un starbucks o restaurante. El único problema es cuando se venden a los incautos como la base del éxito empresarial y que si no se pertenece a uno no se tendrá éxito, de ahí en fuera, que bueno que tengamos estos espacios que promueven crear cosas nuevas. Hay algunos de muy buen nivel y comodidad como “El Cowork” en San Pedro (aunque lleno de chavitos sampetrinos snobs que se creen el próximo Bill Gates) y otros más básicos y económicos por no decir “jodidones” como Coworking Monterrey donde se encuentra eso sí, gente con mucho talento y ganas de compartir conocimiento, no tanto de fresear con su nueva startup de “millones de dólares”.

Después tenemos a las “empresas aceleradoras” muchas de las cuales son tiburones donde su principal objetivo es aprovecharse de la inexperiencia profesional y de la vida en general de los jóvenes a los que apoyan en sus proyectos para obtener beneficios fiscales, bajar fondos de prosoft, hacer marketing de su marca, conseguir desarrollos a bajo costo o bien todas las anteriores.

Claro ejemplo de lo anterior es la aceleradora del tan cacareado “apóstol del internet en latinoamérica” (googlen la frase con todo y comillas para que vean como siempre antecede a su nombre porque no pierde oportunidad de mencionarlo, un personaje que en sus cumpleaños hasta ponía un micrófono para que los invitados pasaran a decirle alabanzas, no miento es neta). Un personaje cuyos mayores éxitos comerciales fueron en décadas pasadas en cierta editora de periódicos regiomontana y que hoy en día sobrevive de sus contratos con equipos de fútbol, empresas de telefonía y canales de televisión.

En realidad no ha generado una sola innovación más allá de vender contenido chatarra mediante SMS (de esos de envía horóscopos al 1234) o mediante tácticas transas pero eso no impide que genere amplios ingresos para “invertir” en estos jóvenes inexpertos a los cuales a cambio de montos entre 10 y 20 mil dólares promedio, les compra un porcentaje significativo de su aplicación o desarrollo y posteriormente la revende en cantidades hasta 10 veces mayores a las mismas empresas telefónicas, la casa nunca pierde y el negocio de este señor ha sido tan rentable que ya hasta la hija ha sido incorporada a la empresa, todo queda en familia dicen.

Y luego caemos en el personaje más nefasto y hasta peligroso de este “ecosistema emprendedor regiomontano”: aquel que se hace pasar por experto en algo cuando en realidad no lo es pero mientras haya incautos que lo crean ya que son más inexpertos que él, fácilmente podrá sobrevivir y hasta crecer su prosperidad a costa de los demás.

Así como hay charlatanes expertos en tarot, curas astrales, hechizos de magia y conjuros, existen charlatanes “emprendedores exitosos” sin ninguna trayectoria, experiencia o caso que los avale.

La burbuja de este inflado mundo emprendedor llegó a tal grado que hace poco más de una semana dió sus primeros indicios de explosión cuando se presentó la noticia de que  “Max Cantú un sonado joven emprendedor mexicano del mundo de los eventos” había invertido $150 mil dólares de su fortuna de $USD 2 millones obtenida de la venta de su empresa anterior denominada “Feel Events” ahora una nueva empresa denominada “Tricelab Events”.

Esta noticia fue publicada en un portal llamado Pulso Social y muy pronto muchos otros portales como Think and Start, Twitter, etc hicieron eco de la noticia sin consultar la veracidad de las fuentes al estilo de las notas falsas del deforma que han sido clonadas por diversos medios del mundo. Sin embargo los lectores con ojo crítico empezaron a cuestionar la veracidad de cómo un joven de 19 años de cuyas empresas no existía ninguna referencia en internet súbitamente había vendido una empresa de 2 millones de dólares y no se había visto en ningún medio y más aún… que Feel Events siendo una empresa que proclamaba ser líder en tecnología, jamás había tenido página de internet alguna.

“Feel Events se dedicaba a mejorar la experiencia de eventos usando la tecnología”

De ahí empezaron en los comentarios a surgir todo tipo de dudas y perspicacias de los lectores acerca de dicho personaje, lo cual hubiera muerto sin mayor problema hasta que en una clásica muestra de la arrogancia e inexperiencia juvenil, el joven Max lleno de ego decidió hacer afirmaciones insostenibles como Con todo gusto podemos ponernos en contacto y demostrarte los documentos legales que lo aseguran”.

Obviamente la respuesta no se hizo esperar y como le dijeron por ahí si hay algo que molesta bastante a las personas es que les vean la cara o los traten de engañar y fue entonces cuando el niño estrella no pudo vislumbrar el grado de escrutinio al que sería sometido por parte del público en general, comunidad emprendedora y prensa especializada. Empezamos todos a tratar de averiguar más sobre el niño prodigio que se ostentaba como el “Elon Musk” mexicano y descubrimos todo un largo historial de estar engañando a personas con todavía menor conocimiento del mundo emprendedor que él y menos hábiles en el uso de anglicismos empresariales.

Todas estas personas caían rendidas ante sus afirmaciones puesto que realmente él no estaba vendiendo algo sólidamente tangible y verificable, en realidad no vendía mas allá del sueño de un estilo de vida de emprendedor tecnológico lleno de Glamour al estilo de Silicon Valley (como dije anteriormente, el sueño de muchos regios).

Para lograr el cometido de vender este sueño, Max mantenía múltiples perfiles en redes sociales todos enfocados a hacerlo pasar como un experimentado emprendedor del mundo de los negocios, desde hacer constantemente check-ins en restaurantes de moda y publicar sus fotos en sus reuniones empresariales en Starbucks, hasta anunciar cada x o y tiempo que “estaba firmando un contrato”, que “andaba en negociaciones” o que “traía un proyecto muy importante”, obviamente publicando fotos donde probaba el servicio de Uber y demás gringadas que llegaban a la ciudad y le dieran el glamuroso estilo de vida de emprendedor de Silicon Valley.

Se podría creer que este artículo de Matt Sydeworks donde presume como en 20 minutos logro millones de suscriptores y éxito desmedido fue escrito basado en la vida de Max pero realmente creo que fué al revés y fue escrito porque personajes así como el que hoy narramos abundan en este medio emprendedor lleno de falsos héroes y fundadores.

El problema está en que nuestro personaje no es un ser producto de la imaginación de un escritor analista sino que fue muy real al grado de ponerse a vender conferencias y cursos por los cuales cobraba una buena cantidad de dinero.

Fue tanto lo que se creyó la frase de “fake until you make it” y su adoración por líderes como Steve Jobs que además de salpicar sus redes sociales de frases inspiradas en el fallecido fundador de Apple, se puso a imitar el estilo de vida minimalista al grado de llegar a publicar fotos donde se denominaba altamente productivo incluso desde su iPad aunque no hiciera más que retwittear artículos todo el día sobre empresas de SV, citas de líderes industriales y demás personas por el estilo, después de todo eso le daba credibilidad a sus credenciales de emprendedor según él.

El colmo fue cuando como dice Matt Sydeworks “parece que si no abandonas la escuela no puedes ser historia de éxito” el jovencito se lo creyó y llegó al grado de abandonar sus estudios universitarios, para enfocarse en “ser un emprendedor serial”. Todo estaría genial de no ser porque al indagar sobre sus empresas, resulta que no existía ninguna y fueron sólo producto de su imaginación y en las que llegó a desempeñar algún trabajo, este fue grandemente exagerado.

Con la investigación minuciosa que realizamos varios curiosos sobre este regordete personaje que durante meses nos embaucó con sus cursos y supuesta experiencia profesional, encontramos que él solito decía cosas cómicas sobre él tales como:

“Mi trabajo es simple: crear los mejores productos del mundo.”  “Mi filosofia de vida tambien es simple: Make the right thing at the right way. Todo esto resulta en diseñar productos lo suficientemente intuitivos para un niño, pero tan poderosos que redefinan industrias.”

El problema está en que nadie sabe decir cuales son esos mejores productos del mundo o cuales productos ha creado que redefinan industrias (bueno quizás ya redefinió la industria de los cursos donde ahora mucha gente va a estar desconfiada de tomarlos gracias a personas como él). No existe evidencia alguna que sepa hacer algo más allá de programar HTML básico o tan siquiera poder alterar una plantilla de wordpress bajada de internet como quedó evidenciado en su blog maxcantu.com, que por cierto le fue recriminado por lectores del sitio Pulso Social, y más como le dijera alguien: ¿a poco no tienes dinero para contratar a alguien que te lleve profesionalmente un sitio si tienes millones de dólares de tu fortuna al vender tu empresa?

Aún así, el joven logró ser invitado a universidades como la UVM donde se presentó junto con su socio como “Serial Entrepreneur”, título autoimpuesto por él en inglés, lenguaje que como otro lector evidenció en un video de Youtube no domina ni en su nivel básico a pesar de que usa términos y anglicismos a cada rato, en total nunca dió detalles de que empresas había fundado mas allá de Aura Labs, que luego fue Aura Inc y antes se llamó Closify y tuvo 3 funciones empresarias distintas en un lapso de menos de 8 meses (nomás le faltó ser cafetería y gasolinera).

Nos pusimos en contacto con un agente de bienes raíces que alguna vez se entrevistó con él y dijo que fue más por el morbo de ver si realmente era quien decía ser y no tanto por encomendarle un proyecto realmente, aun así mencionó que palabras más o palabras menos “admiro sus agallas para contarme las cosas como si fueran una realidad tangible y evidente cuando yo de antemano dudaba todo”

El problema fue que como dijera Abraham Lincoln: no puedes engañar al 100% de la gente el 100% del tiempo y sus mentiras empezaron a ser evidentes, primero había mencionado en una red social que había vendido su empresa en 800 mil dlls, luego en el video que se muestra a continuación dijo que 1.6 millones de dlls y por último cuando estalló toda la debacle afirmó que fue por $2 millones de dlls.

¿Cómo fue posible que alguien con nulo conocimiento de inglés, cero trayectoria empresarial, sin fondos mas allá de rentar un espacio de cowork y ninguna referencia real más allá de las que el se inventó en su currículum como “Líder del departamento de inovación mundial de una empresa global a los 16 años” hubiera logrado engañar a tantas personas haciéndose pasar por experto de algo que claramente no es?

Simple: hemos decidido como sociedad ansiosa de riquezas rápidas el creer todo y no cuestionamos motivos ulteriores, nos dejamos ir muy rápido por la apariencia y fachada valorando más la apariencia de éxito económico gracias a la imagen selectiva y glamorosa que promueven las redes sociales todo el tiempo. Como ejemplo de esto tenemos el video “What’s on your mind” donde el protagonista muestra una imagen personal maravillosa a sus seguidores los cuales sólo ven los aspectos lindos de la vida del protagonista pero nunca se percatan de todo el caos, tragedias y fracasos que el personaje vive en realidad detrás de la exitosa y feliz imagen que promueve.

En defensa del pobre Max, quizás haya sido víctima misma de las mismas redes sociales que encumbraron su farsa tan cruelmente expuesta en días pasados: el muchacho sólo vió las historias y casos de éxito glamorosos de las startups americanas, sus títulos y puestos inflados así como las notas informativas de tremendas rondas de inversión, etc, etc.

Así como todos pensamos que los matrimonios de nuestros amigos en Facebook son maravillosos, el muchacho al igual que muchos jovenes startuperos regios pensó que ser emprendedor exitoso era sólo eso: un glamoroso estilo de rockstar al que admiran y le llueven los billetes sólo por tener una “startup”. Nunca vió lo que estaba fuera del escaparate de la vista pública: empresas quebradas, productos en desarrollo que toman meses de esfuerzo y sacrificio, errores de código inexplicables, fundadores super talentosos que trabajaron de meseros o intendentes, comiendo sobras de comida o durmiendo en sofás al carecer de ingresos o fuentes de financiamento paternas.

Se puede decir que por su juventud e inexperiencia cayó engañado, el problema está en que decidió hacer lo mismo con otras personas que creyeron en él y se inventó toda una historia ficticia sobre ser un emprendedor que de la nada logró la gloria, haciendo en el camino afirmaciones dignas de la película “la red social” tales como:

Fracasé, quedé debiendo dinero y defraudando a muchas personas. Pero encontré lo que me apasionaba y a lo que quería dedicarme el resto de mi vida: Emprender”

Nota: Emprender a lo baboso, pero no dijo qué…

O frases tan fantasiosas como:

no tenía idea que iba a ser de mí, o si simplemente era un fraude que no iba a lograr nada”

 “contratar a un director que pueda manejar la compañía”,

“llame a mis abogados, negociamos y todo quedo puesto”.

Lo peor del caso es que este joven afirma que fue “mentoreado” por Osvaldo Ayala, otro joven que al averiguarlo entre gente de varios espacios de cowork y su linkedin, referencias, etc vimos que es alguien sin más trayectoria que organizar “eventos para emprendedores” y haber sido empleado de un call center pero jamás ha tenido una empresa propia, replicando así el problema de raíz: personas con poca o nula trayectoria están sólo perpetuando mitos de la vida empresarial, pero no están aportando experiencia real y de valor al inflado y fantasioso ecosistema regiomontano.

Como comunidad profesional tenemos la responsabilidad de promover empresas y creación de empleos, pero hacerlo de una forma realista, basada en la realidad y no sólo vender una imagen dulce y donde todo es perfecto, tenemos que advertir a los jóvenes que no todo es tan fácil como parece y que cuestionen todo en forma detallada para evitar que caigan en manos de mentores ficticios, expertos inventados o inversionistas usureros, a fin de cuentas es por su bien y el de su empresa la cual queremos que sea un éxito y genere bondades económicas y empleos para bienestar social del país.

Como inversionistas tenemos la responsabilidad de apoyar proyectos de valor, con bases sólidas y que realmente hagan una diferencia a mediano y largo plazo. No apoyar proyectos tontos y sin trascendencia sólo por la premisa de aprovecharnos de ganar un dinero rápido y aprovecharnos de la inexperiencia de los jóvenes a los cuales apoyemos para obtener un rápido beneficio propio. Si sospechamos que la idea que nos quiere vender alguien en cualquier proyecto de negocios, ya sea el emprendedor o el inversionista, tiene fallas o no es verídica, no por eso tenemos que “tomarnos el koolaid” y apoyarlo a ciegas.

Si todos nos seguimos “tomando el Koolaid” que todas estas personas nos venden, desde el emprendedor hasta el mentor y el angel inversionista o promotor, sin cuestionar y ser críticos, sin averiguar las intenciones detrás, no estamos haciéndole un favor a nadie, ni a ellos ni a nosotros mismos, eventualmente nos tocará el vaso envenenado y se nos acaba el juego con nefastas consecuencias para todos.

En el tan sonado caso de Max Cantú espero sinceramente que dichas consecuencias no pasen de que se regrese a estudiar y convertirse en una persona que aporte algo verdaderamente útil a la sociedad en lugar de vender sueños guajiros y engañar a los demás con falsas empresas y casos de éxito que evidentemente no tiene, por su bien espero que encare a las personas que se llevó de encuentro con sus farsas y cursos y sea responsable de sus actos, no de andar borrando perfiles de redes sociales, pedir que no mencionen su nombre y demás sin dar la cara a demostrar y probar con hechos que es la persona que dice ser y no un producto de la imaginación. Le tocó a la mala aprender que no hay atajos de la recepción a la dirección general de una empresa. Se vale emprender y fracasar cuantas veces se quiera, pero no engañar a las personas, dejemos que los hechos hablen. Queda este artículo como referencia al resto de las personas que deseen saber más al respecto en un futuro ya que muchos nos comentaron que se sienten agraviados de haberle comprado cursos y mentoreo para en realidad sólo oír fantasías de empresas falsas y como desdeñaba hasta a sus profesores del Tec Milenio la escuela donde estudió.

Quizás todos estos “falsos emprendedores” debieran dedicarse mejor a ser políticos en México, esos nos venden kool aid envenenado en cada elección y nos lo tomamos sin consecuencias para ellos aunque nosotros seamos los que estamos ya bien intoxicados… seamos más críticos pues, casos como los aquí expuestos no serán los únicos mientras valoremos resultados rápidos y queramos tomar atajos al éxito y sin sacrificio o preparación alguna, claro que se puede lograr el éxito a nivel mundial, pero no hay atajos así como no se pueden bajar 5 tallas en un fin de semana.

¡Hola Monterrey!

Comenzamos este blog con las mejores reseñas del acontecer regiomontano y sus variopintos exitosos personajes mejores que cualquier historia de telenovela. Un nuevo capítulo cada semana!

Todo recopilado por nuestro equipo de investigación que escarbará hasta el fondo para llevarles las mejores notas con la información más verídicas, sus comentarios y tips son bienvenidos! Ojalá que el espacio sea de su agrado.